Especial para ese 20 % que están interesados en Zen

La inteligencia concebida desde la franja dualística de la existencia,es muy poco.

Lo importante es el pensamiento intuitivo que surge de la ausencia total de sesgos emocionales que surgen del deseo y de la busqueda de prestigio y reconocimiento.

No hacen falta mil libros ni grandes enseñanzas.La realidad se muestra a partir de la desaparición total del ego.

No hay que reprimir pensamientos,Simplemente hay que vigilarlos desde la abstracción siendo conscientes de su origen.

Pretender encontrar respuestas fuera se convierte en la mayor estupidez cósmica y esto es verdad incluso cuando “buscamos” solución a algo material.Todo está dentro de uno mismo y el acceso exige pureza mental y ecuanimidad.

Mejor parta de la base de que nada de lo que usted hace es un error y de que el gran error que usted comete está en hacer aquello que hace con la mente e intención que usted lo hace.

Olvídese de todo lo que le han enseñado y sobre todo de aquello de lo que usted más presume,si de verdad quiere comprender la realidad.

Nada de lo que usted haga por ser considerado “mejor” le servirá de nada.Las grandes cosas no surgen de ninguna búsqueda sino de la actitud que propician el silencio,el vacío y la consciencia expectante.

El silencio y el vacío no son inherentes a un retiro físico en aislamiento sino a la actitud que surge de una mente entrenada que no es víctima de la autocomplacencia,ni del éxito ni de la necesidad de conseguir “cosas” ni se siente frustrada por experiencias no deseadas ni ofendida por nada.

Lo políticamente correcto,las buenas maneras,la caridad de curriculum son una trampa respecto de la verdadera pureza cuyo camino es la ecuanimidad absoluta y la quietud mental.Cuando vaya a dar una limosna queme además sin que le vean una cantidad mil veces lo que dá como instrumento de autoanálisis y vístase con un traje,corbata y camisa de rebajas comprados en la gran superficie más barata, cuando quede con la gente más importante que conoce.

Las buenas maneras pueden adornar al ser màs retrògrado en lo fundamental.Las buenas maneras son realmente “buenas” cuando surgen de una actitud de generosidad total hacia no importa quien como un síntoma de preocupación por el todo.

Como podría usted atisbar siquiera la realidad mientras su mente está gobernada aunque sólo sea por una simple atadura ?

Aunque le duela saberlo la depresión no es sino consecuencia de un yo altamente egocéntrico.Como también lo es el sufrimiento.

El pobre más pobre y el individuo que jamás tuvo un libro en sus manos pueden estar a un nivel de consciencia superior que quien se pasa la vida estudiando o reflexionando en la dirección errónea.

Si todo lo que le mueve para experimentar el Zen es poner su cuerpo erecto y creerse el padre eterno, no sólo no entenderá nunca el Zen sino que además parecerá usted màs necio que nunca.

Usted habrá iniciado el camino correcto cuando nunca se presente con los títulos y éxitos que ha conseguido ni las marcas que usa para su vestuario,sino cuando todo eso le resbale y su mente no sienta preocupación alguna por ser clasificada.

Asi pues no se sorprenda si vive algún tiempo en un monasterio Zen y no es usted capaz de entender nada mientras persista en su lógica habitual.

Brahmason

Published in: on noviembre 23, 2009 at 11:19 am  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://brahmason.com/2009/11/23/especial-para-ese-20-que-estan-interesados-en-zen/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: