Reflexiones de un chan sobre la relación entre lo observable y lo no observable .


Nuestros sentidos nos proporcionan una cierta capacidad para percibir y definir apenas una pequeña parte del mundo de las formas .

El nivel de percepción de los sentidos humanos oscila entre unos y otros individuos en torno a una capacidad media que necesitamos para sintonizar con el entorno en que vivimos y resolver en cada momento las necesidades que tenemos o creemos tener .

Creo que podemos definir lo que llamamos vida como una suma de percepciones , emociones y reacciones que componen una serie de experiencias que desde el nivel de consciencia en que inevitablemente se producen , llevan a la conclusión de que la vida es un intervalo entre el nacimiento y la muerte .

La cadena de experiencias que cada manifestación de vida o individuo puede protagonizar depende del nivel de consciencia que caracteriza a ese individuo en cada momento .
La consciencia standard de un individuo humano permite a ese individuo relacionar sus emociones , necesidades fisiológicas y sentimientos con el entorno en que vive estableciendo a partir de ello una cierta lógica de conducta .

Precisamente por las ataduras que se producen a partir de la lógica impuesta por la dependencia de nuestros sentidos y de nuestro entorno , resulta que somos incapaces de darnos cuenta de que el intervalo en que se desarrolla nuestra vida no puede ser lo único y de que en el contínuo-espacio-tiempo-consciencia , todas las experiencias son función de un todo global . Es la diferencia en confundir nuestras vidas con el infinito existencial en el que todas las experiencias son función unas de otras y de la totalidad en un feed-back sin principio ni fin .

En la actualidad finalmente ya hay científicos que “se han dado cuenta ” de que el big-bang no es el principio de nada más que de una de las infinitas experiencias en tiempo y espacio que ocurren en el continuo espacio-tiempo-consciencia . Es decir lo que llamamos universo se repite de manera natural y constante con mayor o menor éxito evolutivo en función del nivel de consciencia prevalente en el intervalo .

En el infinito existencial o consciente la vida es una experiencia donde existe la oportunidad de elevar la calidad existencial global . El principio o fin al que nuestra lógica está acostumbrada no es por tanto sino la percepción limitada de nuestra mente ordinaria condicionada por nuestra capacidad sensorial .

Es posible aumentar nuestra percepción más allá del intervalo en que un cierto individuo vive en un momento determinado . El camino no es desestimar la importancia del momento que vivimos sino sacar de nuestras experiencias y observación abstracta de las mismas , conclusiones válidas reales que nos permitan vislumbrar la tendencia existencial anterior y posterior a nuestras vidas , sabiendo que dichas vidas no son hechos aislados sino un intervalo de la totalidad existencial donde nada de lo verdaderamente esencial se pierde para volverse a manifestar de una u otra forma en función del nivel de consciencia alcanzado .

OM MANY PADME HUM ( La Verdad está en el Loto )

Brahmason

Brahmason@gmail.com

Anuncios
Published in: on diciembre 3, 2012 at 11:50 pm  Comments (5)