La realidad y el concepto distorsionado del ser humano sobre la misma


Todos hemos oído hablar de agujeros negros.

La frontera que separa los agujeros negros de la realidad que más o menos conocemos,es lo que se ha dado en llamar,como no podía ser de otra manera, el “horizonte de sucesos”.

No es que más allá de esa frontera anterior al agujero negro,dejen de ocurrir sucesos,es que los sucesos y la forma en que ocurren a partir de ese límite siguen un patrón especialmente singular respecto a la forma en que ocurren las cosas más acá de dicha frontera ( horizonte ).

Por eso a los agujeros negros y su entorno los definimos como una singularidad.

Los propios científicos ( alguno de éllos ) son a menudo incapaces de entender la naturaleza de los agujeros negros porque son incapaces de abstraerse de la rutina convencional a que estamos acostumbrados.

La culpa probablemente la tienen las películas y nuestra tendencia a extrapolar a la totalidad del contínuo espacio-tiempo nuestras percepciones locales.

Cuando la velocidad de los acontecimientos se aproxima,iguala o sobrepasa la velocidad de la luz , la masa ( materia ) no es viable y el espacio se “comprime” mientras el tiempo se detiene.Sólo la consciencia ( el conocimiento ) y la energía subsisten.

Eso ocurre cuando el potencial entre dos regiones del espacio-tiempo es abismal produciéndose una fuerte curvatura del contínuo espacio-tiempo.

En esas condiciones los sucesos no dependen ya del paso del tiempo ni de los desplazamientos a lo largo del espacio.Los sucesos en realidad se manifiestan mediante “cambios de estado”

No hay un corredor dentro de un agujero negro que permite desplazarse a velocidades lumínicas como se ha hecho creer en las peliculas o por científicos equivocados por su deseo de protagonismo.El concepto de espacio y el de tiempo no son aplicables a la naturaleza de los agujeros negros y por tanto no hay desplazamientos de nada.

En un agujero negro sólo permanecen la consciencia y la energía.

Los agujeros negros están en el ámbito de lo entrópico y significan un punto y seguido al período que comenzó con el big-bang de turno.

La consciencia con la energía concentrada en un potencial desprovisto de masa, propiciarán un vuelta a empezar en base al incremento de consciencia ocurrido en el anterior ciclo.El siguiente big-bang está servido tras la reconfiguración del binomio consciencia-energía.

Los agujeros negros “surgen” en las coordenadas del espacio-tiempo donde la consciencia es incapaz de progresar más.

Brahmason

Published in: on marzo 27, 2010 at 7:00 pm  Dejar un comentario